El próximo 8 de marzo está convocada una huelga feminista mundial, de trabajo, de estudios, de cuidados y de consumos. Tanto el movimiento feminista como el sindical de Euskal Herria se han adherido a la huelga convocada.

Por tanto, no será una huelga clásica, será una huelga internacional, y la secundaremos con nuestra diversidad; la de nuestros cuerpos, nuestras vivencias, nuestra forma de expresarnos y nuestra forma de estar en el mundo; porque sabemos que estamos atravesadas por desigualdades y precariedades que nos sitúan en desigualdad frente al patriarcado, el trabajo asalariado, los cuidados, el consumo, y el ejercicio de nuestros derechos.

Mediante esta comunicación queremos dar cuenta de que algunos servicios del Ayuntamiento de Bakio no se darán o se darán de forma parcial por la adhesión a la huelga. Tanto la alcaldesa como la teniente alcaldesa se adhieren a la huelga junto con las trabajadoras de Kultur Etxea, las del Área Económica y algunas del SAC.

Por lo que hacemos saber que el 8 de marzo la Kultur Etxea permanecerá cerrada, y algunos servicios del Ayuntamiento solo se darán de forma normal hasta las 11 de la mañana. Comunicar también que el servicio de atención a la ciudadanía (SAC) permanecerá abierto.