El Ayuntamiento de Bakio y al Agencia Vasca del Agua (URA) han suscrito un acuerdo para trabajar de manera conjunta por la protección del los ecosistemas fluviales en la localidad turística. El protocolo acordado entre ambas entidades tiene como finalidad dotar a la Administración costera de un Plan de Actuaciones «encaminado a optimizar las intervenciones a realizar en los cauces y los márgenes de ríos, que son de dominio público hidráulico», señalaron fuentes municipales.

Las actuaciones que se recogerán en el marco del documento persiguen, por un lado, evitar afecciones sobre la vegetación de márgenes y riberas, así como proteger su biodiversidad, y por otra parte, mejorar la capacidad hidráulica, en aquellas zonas donde dichas actuaciones se consideren prioritarias.

El convenio determina también «las funciones que deberán acometer las dos partes», para lo que está previsto que se cree una comisión de seguimiento que se compondrá por dos representantes del Ayuntamiento y otros dos representantes de URA.

Plan de actuaciones

El primer cometido que tendrá este grupo de trabajo será diseñar un plan de actuaciones en el que se detallarán los trabajos a realizar. «En esta planificación se incluirán también las actuaciones de voluntariado, sensibilización, entre otras, que tengan relación con la conservación y recuperación de los cauces y márgenes», señalaron.

Una vez diseñada la hoja de ruta se asumirán, «en la medida de la disponibilidad presupuestaria», los costes económicos que supongan las actuaciones acordadas. Las dos partes también se comprometen a elaborar un calendario para coordinar todos los trabajos que se realicen «por tener unos ríos saludables».

FUENTE: EL CORREO