Una fuerte marejada con olas de más de tres metros trajo ayer a la orilla en la zona de Askada (Peñas Rojas) con la bajamar de la mañana, el cuerpo sin vida de un cachalote enano de tres metros de envergadura y unos 300 kilos de peso.

Antes, había sido visto en medio de la ensenada flotando en el agua durante bastante tiempo.

Presentaba varias rozaduras sangrantes, presumiblemente por los rasponazos contra las rocas, pero nada significativo que pudiera revelar la causa de su muerte.

Se dio inmediatamente aviso al personal del Centro Tecnológico AZTI de Sukarrieta, así como a responsables de ANBAR, asociación que vela por la fauna marina, quienes no pudieron hacer más que certificar el fallecimiento del cachalote.

Hoy, su cuerpo ha sido trasladado en un camión para ser incinerado, y curiosamente ha aparecido en la playa una red suelta de enormes dimensiones. Una patrulla de la Ertzaintza se ha personado para tratar de averiguar si tiene algo que ver con el incidente.

El cachalote enano (Kogia sima) es un cetáceo odontoceto perteneciente a la familia Kogiidae. Estos animales no son avistados con frecuencia y la mayor parte de la información que se conoce es resultado del estudio de ejemplares varados en las playas.

A pesar de su nombre en inglés (Dwarf sperm whale), el Cachalote enano no es una ballena. Estudios genéticos recientes sugieren que podrían existir en realidad, dos especies diferentes de Cachalote enano, uno en el Océano Atlántico y otro en el Indo-Pacífico. Esta especie es extremadamente semejante al Cachalote pigmeo por lo que frecuentemente son indistinguibles cuando se los observa en la mar. El Cachalote enano, cuando se asusta, lanza una nube de fluido intestinal marrón-rojizo antes de sumergirse. Esto podría tratarse de una reacción nerviosa o a un mecanismo de defensa, actuando de señuelo de manera semejante a los calamares con su tinta.

Al igual que el Cachalote pigmeo, se piensa que el Cachalote enano se encuentra ampliamente distribuido en zonas tropicales y templadas de todos los océanos del mundo. Prefiere vivir en aguas profundas y se cree que se concentra sobre el borde de la plataforma continental. Se sabe que la especie prefiere las aguas más cálidas del extremo sur de Sudáfrica y el Golfo de California, donde a veces es vista cerca de la costa.

Se cree que algunas de las principales amenazas para esta especie incluyen el cambio climático, la basura oceánica y el ruido antropogénico. La naturaleza discreta del Cachalote enano dificulta la estimación de tamaños poblacionales por lo que el tamaño poblacional global es desconocido. El Cachalote enano se encuentra clasificado como Datos Insuficientes por la UICN.

En circunstancias normales, la esperanza de vida promedio de esta especie se sitúa en torno a los 80 años.