Un hombre, con el rostro cubierto y armado con una pistola, atracó a primera hora de la mañana de ayer la sucursal de la BBK de Bakio, según confirmaron fuentes solventes. En el momento del asalto, había un cliente y el personal de oficina en el interior de la entidad bancaria.

El delincuente, vestido con un chubasquero azul con la capucha puesta para evitar que su rostro fuera grabado por las cámaras de seguridad de la entidad o ser reconocido por los testigos, llevaba una bolsa de supermercado para guardar el botín. Irrumpió unos minutos antes de las nueve y media de la mañana en la sucursal bancaria, ubicada en Bentalde Auzoa. El robo duró unos pocos minutos. Amenazó a los empleados con el arma -se desconoce por el momento si se trataba de una réplica o de una pistola de fuego real- y una vez que se hizo con el botín, huyó del lugar.

Tras recibir el aviso, la Ertzaintza desplegó un dispositivo de búsqueda para intentar sin éxito dar con el autor. Los investigadores intentan identificar al sospechoso mediante las imágenes grabadas por las cámaras. Se trataría de un individuo de cierta edad. A media mañana, especialistas en seguridad de la entidad se desplazaron hasta la oficina de Bakio para conocer los detalles de lo ocurrido.

FUENTE: El Correo