Mason Ho publica los bonus de “License to Chill”

En el mundo de los videos de surf, no hay muchos que puedan superar a la serie “License to Chill” que el hawaiano Mason Ho publicó el año pasado dejando a la parroquia surfera con la boca abierta.

Mason es como ese chico de la calle que siempre se está metiendo en problemas, y la costa norte de la isla de Oahu es su patio de recreo donde siempre parece estar cómodo en el agua aunque sea en condiciones en las que otros ni se meten, ya sea en el segundo arrecife exterior de Pipeline o en una gigantesca Waimea.

Una de sus olas favoritas en ese patio trasero suyo es Rocky Point, un sitio donde la calidad de las olas se ve a veces eclipsada por la multitud de gente en el pico. Y es precisamente con ese “caos” como ha recuperado esta sección de bonus que no se vieron en la primera edición de la serie, que por supuesto cuenta con la participación de sus colegas Pops y Cheeseburger.