La emblemática surfera bakiotarra Ana Urrutia entrevista y comparte olas con Aitor “Gallo” Francesena, que se coronó campeón mundial de surf adaptado en los últimos ISA World Adaptive Surfing Championships disputados en La Jolla (California).

Con la simpatía que le caracteriza, Ana explica en qué consiste el surf adaptado y conversa y surfea con Gallo, el rey mundial de la categoría “visually impaired”, entrenador además de surfistas como la estrella Aritz Aranburu.

“He estado toda la vida entrenando a mucha gente y al final he sido campeón del mundo yo. Es increíble”, dice el zarauztarra, para quien su lema es “En esta vida, tengas lo que tengas, p’alante. Querer es poder. Con ilusión y ganas se puede hacer de todo en esta vida, siempre”.

Aitor Francesena, “Gallo” como se le conoce en el mundo del surf, lleva ligado a este deporte toda la vida. Él mismo cuenta que empezó en el patín y después se cambió a otro tipo de tabla. Como otros muchos jóvenes de Zarautz aprovechaba la época estival para surfear, cuando los veraneantes les prestaban sus tablas.

Así, las olas le fueron poco a poco atrapando hasta convertirse en un modo de vida, en su oficio, y algo más. Aitor nació con un glaucoma congénito, con 14 años perdió el ojo derecho en una operación y en 2012 el impacto una gran ola le destrozó el ojo izquierdo, quedando totalmente ciego. En todos esos duros momentos el deporte le ha dado fuerza para tirar para adelante. “Entrar y salir del agua me da energía” asegura Francesena.